,

Menú semanal (sólo comidas) para la semana 28 del 2014. Este menús semanal, sólo tiene el propósito de orientar hacia una dieta equilibrada. Los días se pueden cambiar, pero siempre el menú entero. Es decir, no se puede cambiar el primero de un día por el de otro, por ejemplo. 

 

Os recuerdo que en la parte superior, en el apartado “Menús Semanales” está publicado el histórico de los menús semanales publicados hasta ahora.

0
Share
,

Menú semanal (sólo comidas) para la semana 27 del 2014. Estos menús semanales, sólo tienen el propósito de orientar hacia una dieta equilibrada. Los días se pueden cambiar, pero siempre el menú entero. Es decir, no se puede cambiar el primero de un día por el de otro. 

 

Os recuerdo que en la parte superior, en el apartado “Menús Semanales” está publicado el histórico de los menús semanales publicados hasta ahora.

0
Share
,

¿Por qué es tan importante el yodo en la dieta y le hacemos tan poco caso?

El yodo es un elemento de número atómico 53, dentro del grupo de los halógenos. En el principio de los tiempos, el yodo se encontraba en la superficie de la tierra. Pero debido a la lluvia, y sobre todo a las glaciaciones, el yodo fue pasando progresivamente hacia el mar, disolviéndose en el agua marina, constituyendo actualmente el mayor depósito de este elemento.

En el cuerpo humano, se encuentra en una cantidad de entre 20 y 30mg. concentrándose sobre todo en la glándula tiroides. Esto ya nos va dando alguna pista de por qué es tan importante.

_ FUNCIONES PRINCIPALES:  formación de las hormonas tiroideas y está implicado en el desarrollo del Sistema Nervioso Central.

DÉFICIT: producirá patologías relacionadas con las funciones de las hormonas tiroideas, como Bocio e hipotiroidismo en el adulto, siendo más graves las consecuencias en la gestación y en las primeras etapas de la vida, ya que es cuando se está desarrollando el Sistema Nervioso en el feto y en los lactantes. Esta enfermedad, conocida como Cretinismo, se caracteriza por retraso mental severo, sordera, enanismo o retraso en el crecimiento.
El déficit de yodo afecta hoy en día a numerosas zonas del mundo. En 1999, no hace tanto tiempo, 2.225 millones de personas en todo el mundo (38% de la población) estaban expuestas al déficit de yodo y 740 millones de personas padecían bocio. En 1990, 11,2 millones estaban afectadas por cretinismo, y 43 millones padecían algún grado de retraso mental, debido al déficit de yodo. Además, en Europa es donde se concentraba la mayor población con déficit de yodo, un 56,9%.

EXCESO: La sobreingesta tiene un amplio margen de seguridad. En algunos casos se puede producir un hipertiroidismo “de rebote”.

_ DONDE SE ENCUENTRA: Los alimentos que más yodo contienen son las algas marinas. Después, en los pescados y crustáceos marinos. Sin embargo en los vegetales su concentración es muy variable dependiendo del suelo donde hayan crecido, aunque la mayor fuente de yodo, a efectos prácticos, es la sal yodada. También se encuentra en alimentos relativamente habituales como la yema de huevo y la leche entera de vaca.

INGESTAS DIARIAS RECOMENDADAS:

Para un individuo adulto, se recomienda una ingesta entre 90 y 150µg/día.

Durante el embarazo y lactancia aumentan hasta los 200-300µg/día.

En niños hasta 9 años, 90µg/día.

 

Por lo tanto, como es un micronutriente poco habitual en nuestra dieta diaria, y es difícil llegar a la ingesta diaria recomendada, a mediados del S.XX se decidió suplementar la sal de mesa con yodo para tratar de paliar esta pandemia.

Sin embargo, y no entiendo por qué, cada vez me cuesta más encontrar esta sal en los supermercados. Me parece increible. El otro día se me terminó la sal, y no encontré sal yodada en ninguno de los (sí, en plural) que tengo por la zona. Supercor incluido, lo que me parece aún más increible. Y no será por precio, porque la que uso yo cuesta 0,28€/kg.

Es más, ya os conté en un post anterior como en un curso de cocina, a uno de los alumnos le sorprendió el tacto de la sal, y la “profesora” dijo: “sí, es que es sal yodada porque no he encontrado otra cosa, pero bueno, vosotros en casa usáis la sal de siempre y ya está.”  Si este es el nivel de la gente que nos enseña a cocinar… vamos bien.

En fin, después de todo este rollo, os pido, por favor, que a partir de ahora empecéis a ser más conscientes de este problema, y que compréis siempre sal yodada.

 

0
Share
lqmsc instagram 1

Aunque algunos ya lo conocéis, pero para los que no, ésta es mi cuenta de Instagram: lqmsc

No sólo subo fotos de cocina, sino de un montón de cosas más, intentando siempre que sean fotos bonitas y no tonterías. Subo unas cuantas como ejemplo. La calidad de la foto para Instagram está bien, pero vista aquí en pantalla grande, deja un poco que desear, la verdad…

Y de otras cosas que no son sólo cocina:

Voy a añadir un botón en el lateral al lado del de Twitter, para que esté más a mano.

 

 

0
Share
lqmsc ingestas diarias recomendadas

Después de leer varios post del magnífico proyecto “Soy Curvy” me puse a escribir esta reflexión para intentar convenceos que hay que comer bien.

Uno de los mayores problemas que nos ha provocado esta sociedad en la que vivimos es que todos en mayor o menor medida nos hemos querido parecer a Claudia Schiffer o Mark Vanderloo. (Sí, me quedé en los ’90…). Y desgraciadamente no todos hemos sido agraciados con ese físico. Tendremos otras muchas virtudes, sí, pero hay complexiones físicas que no se pueden cambiar por mucho que nos empeñemos. Midiendo 1.60, con una pelvis de un metro de diámetro y bien moreno de piel, creo que va a ser más que complicado llegar a parecerte al bueno de Mark…

Pero la sociedad nos decía, y no paraba de recordarnos, que todos nos tenemos que parecer a ellos. Total, que ¿qué es lo primero que hemos hecho para tratar de encaminarnos en esa dirección? Dejar de comer. Y como nos moríamos de hambre… comíamos lo que no debíamos, ¿y después? a dieta otra vez. Creo que todos sabemos cómo termina esto. Pero todo tiene solución en esta vida. Eso sí, va a costar un poco más de esfuerzo.

Os voy a dar un dato demoledor que no es mío, no, es de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Por término medio, para un varón perfectamente sano de 30 años de edad, que mida 1,75 metros, pese 80 Kg, con una actividad física sedentaria -Paso a definir sedentaria: levantarse de la cama, ducha, ascensor, coche, ascensor, oficina 10 horas sentado, ascensor, coche, ascensor, 3 horas de tele y cama- debería ingerir al día 2593 Kcal. ¿Impresiona? Pues para una mujer de 30 años, 1,60 de altura, 60 Kg. de peso, sedentaria y sin necesidades nutricionales específicas (embarazo, lactancia…), debería ingerir 1870 Kcal al día. Sé que me vais a decir que es una barbaridad, pero pensad una cosa. ¿Cuál es la dieta restrictiva típica que os ponía el profesional al que acudías pidiendo ayuda? La de 1500 Kcal, ¿no?, 370 Kcal menos para esta mujer tipo al día. Casi nada.

Entonces, si debemos ingerir toda esa cantidad de calorías a lo largo del día, ¿por qué engordamos? Por dos motivos. Por sobrealimentación y por una mala alimentación sostenida en el tiempo. Por sobrealimentación está claro, ¿no? nos ponemos gochos de todo lo que pillamos que nos gusta, que suelen ser donuts, patatas fritas… y claro, terminamos como el muñeco de Michelín. Pero la mala alimentación es otro tema bien distinto. Si hemos sometido a nuestro organismo a un montón de ciclos de dieta, engorde, dieta, engorde… al final el cuerpo humano, que de tonto no tiene un pelo, dice: ahora me está dando de comer, pues vamos a guardarlo bien porque luego vienen las vacas flacas… Y ¿a que cada vez cuesta más adelgazar cuando se hace una dieta? ¿Y a que por eso cambiamos a otra dieta distinta que nos ha recomendado la prima de la del 5º? El cuerpo humano tiene una capacidad de adaptación brutal, y si “maltratamos” a nuestro organismo, se va a convertir en súper ahorrador, y si seguimos con esos ciclos no va a haber manera de volver a nuestro peso ideal (que no es el de la Schiffer, es el nuestro según nuestra complexión).

Como dije al principio, tranquilos, que todo tiene solución en esta vida. Resulta absolutamente imprescindible volver a comer lo que debemos comer. Comer bien. Que es de todo, y en las proporciones justas. ¿Hamburguesas y pizzas también? También, pero en su justa medida. ¿Qué es lo primero que nos pasa cuando nos han puesto una dieta restrictiva (ojo, que tienen su sentido, y mucho) y no nos dejan comer pizza? Que cuando pillamos una, nos comemos la nuestra y la de nuestros vecinos de al lado. ¿O no? Además, todas las noches estamos soñando con esa pizza fantástica que comimos en no sé donde.

Hay un libro, que me leí cuando empezaba con esto de la nutrición, que se llama “Las Francesas no Engordan”. Os lo resumo, comen de todo en las proporciones que deben hacerlo. Y eso que se ponen gochas de queso. Como todos estos libros, luego tiene sus cosas, claro, pero en el fondo es esto mismo que estoy intentando transmitir.

Os prometo que si me hacéis caso y empezáis a comer lo que tenéis que comer, os vais a ir encontrando poco a poco muchísimo mejor con vosotros mismos, y vuestra salud os lo agradecerá y mucho. Además, es mucho más fácil que hacer cualquier dieta.

Ah, y no nos olvidemos del ejercicio físico. Ya sé que es cansado, pero algo tenemos que hacer sí o sí. No digo que empecéis yendo al gimnasio 7 días a la semana 3 horas, no, no consiste en eso. Es simplemente aumentar vuestra actividad física paulatinamente. En vez de ascensor, escaleras (salvo que trabajéis en la planta 40 de Torre Espacio…), coger el autobús una parada más allá, ir andando a por el pan…  Y ya veréis como después termináis en el gimnasio un par de días a la semana.

Pongo a continuación un gráfico de las Ingestas Diarias Recomendadas, por grupos de alimentos para que entendáis un poco mejor:

Mucho ánimo, y no dejéis de pasaros por la web de Soy Curvy, que espero os guste tanto como a mí.

0
Share
Web

Os voy a hablar de un sitio, Crumb en Madrid, sobre el que tenía que haber escrito hace tiempo.

foto

Su especialidad es el sandwich de autor. Ese sandwich que no vas a encontrar en ningún otro sitio del mundo, y además hecho con el pan que hornean todos los días en el restaurante. Sí, hacen su propio pan. Y pan del de verdad, con masa madre, tiempo y mucho cariño. Ese tipo de pan que a mí me vuelve loco y que deberíamos comer todos todos los días, y olvidarnos del pan de la gasolinera, del súper o de los chinos. El otro día conmemorando el Día Internacional del Pan regalaban dos rebanadas para el desayuno del día siguiente. Impresionante cómo estaba de bueno.

Mirad qué panes:

Y de los Sandwiches (con mayúscula) qué decir. Mi favorito es el de carrilleras. Sandwich de carrilleras con queso de tetilla y judias verdes. Brutal, de verdad. Aunque hay otros como el de Sardinas o el de Roastbeef que no están nada mal, pero no superan a éste. ¡Ah!, y los postres riquísimos también.

No sólo son los sandwiches, es que en Crumb lo hacen todo bien. Desde el brandingla decoración, que por cierto, hablando de decoración, tienen el mismo mueble que tenía mi abuela en la cocina…

En definitiva, todo el cariño que ponen en que salgas de allí encantado. ¿Os acordáis de cuando hablaba sobre DiverXO? Es exactamente lo mismo. Cuando das todo lo que tienes para que salgan bien las cosas, se nota, y mucho en el resultado final.

foto

Crumb está en la calle Conde Duque 8, en Madrid, y su teléfono es el 915 484 129. En redes sociales los podéis encontrar en Instagram (de donde he cogido muchas de las fotos de este post), Facebook y Twitter.

Espero que cuando vayáis, os guste tanto como a mí.

 

 

0
Share

Como casi no veo la televisión, me sorprendió el otro día el anuncio del producto Excess 500.

Para quien no lo conozca, lo que prometen en su publicidad es evitar la absorción de un 66% de los hidratos de carbono ingeridos, reduciendo así el impacto calórico, contribuyendo así a mantener nuestra línea si algún día queremos darnos un capricho y comer de más. En fin…

Pues por si no he insistido pocas veces, vamos con una más. Si llevamos una dieta equilibrada, comiendo de todo en cantidades adecuadas, sin excesos y con cierta actividad física, y un día tenemos una comida especial, no pasa nada. Ese día sí es cierto que vamos a ingerir más calorías de las que vamos a quemar, por lo que nuestro metabolismo se desplazará hacia el almacenamiento. Pero es sólo un día, y no pasa nada, insisto, siempre que el resto de días comamos lo que debemos comer. Hace un tiempo escribí un post donde demostraba la cantidad de cosas que se pueden comer en una dieta de 1500kCal. Era sólo un ejemplo, porque para la mayoría de personas 1500kCal suponen menos de las que se debería ingerir.

Por lo tanto, tener que recurrir a este tipo de productos (en el mercado hay cien mil) es engañarnos a nosotros mismos porque no nos va a servir de nada. Es más, desde un punto de vista nutricional, es hasta perjudicial. ¿Por qué? Porque el 50 – 60% de la energía aportada en nuestras ingestas, tiene que proceder de los hidratos de carbono. Si bloqueamos el ¡66%! ¿de dónde vamos a sacar la energía que necesitamos? pues del catabolismo de grasas y proteínas, con sus efectos secundarios. El cerebro, por ejemplo, sólo funciona con glucosa como combustible, y si no la obtiene de los hidratos de carbono, de algún sitio tendrá que salir.

Lo más divertido de este post es que buscando información para escribirlo, no sólo me miré de arriba a abajo la web del laboratorio en cuestión (que no pienso enlazar), sino que hice una búsqueda rápida en Google y me encontré con una resolución del tribunal de autocontrol de publicidad. Resulta que este laboratorio denunció a otro con un producto similar por “cruzar la línea roja” en sus anuncios implicando a supuestos especialistas en nutrición, y farmacéuticos que alababan las bondades del producto. El jurado entendió que este tipo de publicidad infringía varias normas, por publicitar propiedades saludables que el producto no tiene,  por reforzar el mensaje de producto adelgazante a través de la presencia de personal sanitario y varias cosas más. Conclusión, les obligan a los otros a retirar la publicidad y ahora el que sale en la tele es éste. Impresionante.

Además, en este post de un blog que no deberíais perdeos bajo ningún concepto, se demuestra el engaño que supone este producto por varios motivos, siendo el principal que no hay ningún estudio que concluya que se pierde peso ingiriéndolo. Demoledor. Os copio el párrafo principal del informe de la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), explicando los efectos de su principal principio activo, la phaseolamina.

“In weighing the evidence, the Panel took into account that although one short-term (30 day) intervention study in humans showed an effect of phaseolamine consumption on reduction in body weight, a second human intervention study, using higher phaseolamine doses and of longer duration (eight weeks), did not show an effect of phaseolamine consumption on body weight changes at any time point considered.”

http://www.efsa.europa.eu/en/efsajournal/pub/2253.htm

Así que si de verdad os preocupa vuestra salud, dejad de consumir este tipo de productos, y preocupaos por intentar comer bien “casi” todos los días.

0
Share
lqmsc-pan-mumumio

¿Quién me iba a decir a mí que iba a ser mi amiga Carmen quien me sacara de mi letargo blogueril? No puedo estar más de acuerdo con su artículo en La Voz de Cuenca. Es más, no sólo llevamos mucho tiempo diciéndolo, sino que últimamente no hago más que encontrar iniciativas que lo apoyan.

Uno de los muchos ejemplos, el pan. El otro día Isabel, de Mumumío me descubrió La Ecotahona y el pedido me ha llegado hoy. La diferencia, como no podía ser de otra manera, es espectacular, pero… ¿por qué seguimos comprando el pan en la gasolinera en vez de buscar un pan tradicional? El único motivo que encuentro es por comodidad, porque pan de ese tipo lo encuentras hasta en los chinos, mientras que las panaderías tradicionales han ido desapareciendo poco a poco.

Ayer en el súper un señor protestando, que si los limones de Uruguay, los tomates de Marruecos, la cerveza Argentina… Y no tengo nada en contra de esos países, pero ¿por qué seguimos comprando estos productos de importación, cuando en España los tenemos de mucha mejor calidad? ¿Por la misma comodidad por la que nos vamos a la gasolinera a comprar el pan?

Su de WebosFritos comenzó hace tiempo una iniciativa en Twitter #tomatesplasticoNO, con la idea inicial de encontrar buenos tomates en España, productores y demás, para dejar de comprar tomates de plástico. Resulta que hasta vienen tomates de China, y por ahí ya paso menos… Mirad simplemente, por poner un ejemplo, estos tomates de Carabaña en Madrid. Los vi en directo el otro día y son espectaculares.

En fin, que cada vez hay más pequeños productores en España y tenemos que apoyarles entre todos, aunque sólo sea por egoísmo propio y saber qué estamos comiendo, de dónde viene, cómo lo han producido…

En Internet hay multitud de pequeñas tiendas on-line, ya sabéis que yo siempre recomiendo Mumumío, pero si no os fiáis de Internet, id al mercado de toda la vida y pedir a vuestro frutero, pescadero, carnicero que os explique de dónde vienen los productos y elegir sólo frescos de temporada.

 

 

 

 

 

0
Share

Hoy he comido en un sitio que si lo hubiera visto en Pesadilla en la Cocina, no me hubiera extrañado. De verdad que ha sido la vez que peor he comido en un restaurante. A todos nos ha pasado alguna vez que o bien porque no estamos en nuestra ciudad, porque nos llevan y no nos queda más remedio, o porque nos equivocamos, nos vemos dentro de estos sitios sin poder escapar corriendo. Y esto ha sido lo que ha pasado hoy.

Para compartir, como primer plato, hemos pedido una ración de almejas a la marinera. Las almejas a la marinera, de toda la vida, son con ajo, perejil, vino blanco… Por ejemplo, Martín Berasategui las hace estupendamente, y aquí explica cómo hacerlas. Bien, pues éstas eran con una salsa de tomate y pimiento que poco tenían que ver con la marinera. Además, la textura, punto de cocción… en fin. Mal empezamos, he pensado. Pero lo peor estaba por llegar.

Merluza rellena de centollo. Suena bien, ¿no? Pero cuando la merluza es congelada, la han descongelado en el microondas de mala manera, el plato lleva días preparado y  la salsa que lo acompaña está mala, mala de podrida, porque tiene ese sabor ácido cuando las cosas están pasadas, las gambas que le ponen están crudas, sí, crudas, gambas pescanova mal descongeladas, pues ya no suena tan bien la historia… Ah, y el centollo, se les debía de haber olvidado, porque por ahí no había nada de eso.

Vamos con los postres, cortesía de la casa después de protestar. Tarta de queso con la base de bizcocho rancia, con sabor a moho. Torrijas que… que asco, no me las he podido comer, y mira que me como cualquier cosa que lleve azúcar… Brutal. Si llega a estar Ramsey, o Chicote por ahí… ¡Cómo me he acordado de ellos!

¿Cuánto pensáis que ha costado todo esto sin vino? 38€ por cabeza, y las raciones minúsculas. Casi nada. Si es que después de ver todos los capítulos de  Kitchen Nightmares y Pesadilla en la Cocina, ya me sé todos los clichés. Carta muy larga, presumen de producto fresco cuando lleva días congelado, camareros ejem, raciones muy pequeñas, precio elevado, decoración… ¡Si es que cumple con todo!

En España estamos poco acostumbrados a protestar cuando algo está malo, no es lo que habíamos pedido o está mal preparado. Pues hay que hacerlo, siempre con sentido común y mucho respeto, pero ¿no estamos pagando por ello? Cuando nos compramos unos pantalones y no cumplen con nuestras expectativas, los devolvemos, ¿no? pues eso deberíamos hacer también en los restaurantes. Aunque la mejor opción es ni entrar en estos sitios, hay veces que no nos queda más remedio, y lo mejor que podemos hacer es minimizar daños. ¿Cómo? Evitando cualquier tipo de producto no cocinado, como ensaladas y verduras. Evitar siempre el pescado, a no ser que en la carta no haya otra cosa. Si podemos elegir, siempre ternera y muy hecha, porque es la carne que mejor aguanta. Un simple filete a la plancha sería perfecto. Si tiene que ser pescado, siempre a la plancha y pasado. Por supuesto evitar el que no esté cocinado, sushis, sashimis, ceviches… Y si detectamos cualquier sabor extraño, ácido o metálico, es mejor dejar de comer antes que exponerse a una intoxicación alimentaria. Ah, y  los huevos ni mirarlos. Acordaos del refrán, más vale una vez colorado que ciento amarillo. Y una última recomendación, en McDonald´s (contra todos mis principios) nunca os van a intoxicar.

Por si tenéis curiosidad, este sitio, que presume de gallego, está en el barrio de Salamanca en Madrid, en la zona buena. No voy a dar más pistas.

 

 

 

0
Share
,

Muchos me pedís que publique un menú semanal equilibrado. Empiezo por éste de 1500 kCal, que, cuidado, por norma general son menos kCal de lo recomendado para una persona sana y una actividad física ligera. A priori seguro que a muchos os parecerá que es demasiado, pero hay que tener cuidado con las cantidades. Calculadlas bien. De todas maneras, os recomiendo que antes de empezar con él, volváis a leer este post donde hablo de todas estas cosas.

Espero que os sirva.

 

 

 

 

0
Share

Mucho se está hablando estos días de la carne de caballo, del fraude a los consumidores y de los problemas de salud pública que puede causar.

La carne de caballo no es mala en absoluto. Si la comparamos con la carne de ternera, es hasta más saludable, nutricionalmente hablando, porque tiene menor contenido en grasas y sodio, y mayor en proteínas, hierro y calcio como podemos ver en esta tabla:

A simple vista, se puede apreciar cómo su color es más oscuro y con menos grasa que la de ternera:

 

Entonces, si es una carne mejor incluso que la ternera, que se consume desde tiempos inmemoriales, ¿por qué todo este lío últimamente con la carne de caballo? Pues porque como es más barata que la ternera, ha habido productores cárnicos que la han mezclado con ternera para hacer comida preparada, sin especificarlo, vendiéndolo como ternera 100%. Esto es un fraude al consumidor. La legislación permite que haya trazas de otro tipo de carne, pero que en ningún caso supere el 1% del contenido.
Además, el origen de esta carne de caballo, introducida fraudulentamente en la cadena alimenticia, no está claro, y por lo tanto no se puede considerar apta para el consumo humano por no haber pasado los controles sanitarios necesarios. No todos los caballos son aptos para el consumo humano, sólo lo son aquellos que se han criado para tal fin, y que se puede demostrar que no han sido tratados con determinados fármacos. Los caballos criados como mascotas o para competición, han podido ser tratados con el antiinflamatorio fenilbutazona, que está prohibido que entre en la cadena alimentaria, antibióticos y demás.
Por este motivo se están retirando en toda Europa tanta cantidad de alimentos cárnicos. Nestlé se está llevando la palma en esto. Pero ¿es realmente culpa de Nestlé (por ejemplo) o de sus distribuidores cárnicos? El caso es que hay alguien que ha ganado mucho dinero jugando con la salud.

Como siempre, os hago unas recomendaciones básicas. Huir de la comida preparada, y comida rápida, como base de nuestra alimentación. Los productos cárnicos que compremos, que veamos cómo se preparan. Es decir, si compramos carne picada, que no sea la que ya viene preparada en bandejas. Que nos la pique el carnicero en el momento, con la pieza que hayamos elegido, porque de otra manera, ¿sabemos realmente cuál es su procedencia? Lo mismo con los filetes y demás. Si no podéis ir al mercado, o a la carnicería de vuestro barrio, podéis comprar por internet en sitios fantásticos como mumumío, del que ya os he hablado alguna vez en varios post.

 

 

0
Share
lqmsc zumos
, ,

El otro día mientras iba en el metro escuché una conversación sobre el zumo. De esas veces que están hablando tan alto que no tienes que hacer ningún esfuerzo por seguir la conversación, y aunque quisieras no escuchar, no te queda más remedio. Después de oir unas cuantas barbaridades, pensé que tenía que escribir sobre el zumo en general. Cómo se obtiene, qué variedades hay en el mercado, y qué diferencias nutricionales tiene cada uno, fundamentalmente. Porque cuando nos ponemos delante del lineal en el súper, y con tanta información, es muy sencillo comprar lo que no queremos comprar.

Vamos a comenzar definiendo todos los tipos de zumos que podemos encontrar:

1. Zumo de Frutas: es el zumo obtenido de la fruta mediante procesos mecánicos, y que conserva más o menos el color, sabor y aroma de la fruta de la que procede. Además se le somete a tratamientos térmicos para esterilizarlo y así poder conservarse SIN frío, se le añaden conservantes, estabilizantes y demás para que pueda tener una caducidad más prolongada.
En cuanto a su composición, pierden casi toda la fibra (a no ser que se adicione posteriormente la pulpa) y sus nutrientes originales. Después del tratamiento térmico se les puede adicionar ácido ascórbico, pero pierden casi todos los demás.

2. Zumo de Fruta a partir de Concentrado: El proceso de obtención es el mismo que el anterior, salvo que una vez obtenido el zumo, se deshidrata, y es en el momento del envasado cuando se restituye el agua perdida. De esta manera se abaratan costes de transporte y almacenamiento, porque el agua sólo se incorpora en el momento de envasarlo.
Este tipo de zumos también pierden todos sus nutrientes originales y la fibra. Se puede adicionar a posteriori fibra proveniente de otras frutas o pulpa de la misma, y ácido ascórbico.

3. Néctar: Es el zumo de fruta del apartado 2, al que se le ha adicionado azúcar o edulcorantes. Se llama néctar al que se le ha añadido azúcar, y de alguna manera que se refiera a light o ligero, a los que se ha añadido edulcorantes. Cuidado con esto, no existen los zumos light. Se refieren a light cuando en vez de azúcar, adicionan edulcorantes para mejorar el sabor. Son siempre añadidos a los hidratos de carbono de la propia fruta.
En abril de este año se publicó una directiva, DIRECTIVA 2012/12/UE DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 19 de abril de 2012, que entre otras muchas cosas dispone que no se pueda llamar zumo a aquella bebida de frutas a la que se le ha añadido cualquier cantidad de azúcar o edulcorante. Se tendrá que llamar Néctar a partir de ahora. Bien, las cosas están cambiando para mejor, afortunadamente.
En este tipo de bebidas, pasa lo mismo que con el grupo anterior. Han perdido todos los nutrientes originales, y también se les ha adicionado conservantes, estabilizantes y saborizantes.

4. Zumos de fruta REFRIGERADOS: Son los únicos que se envasan directamente tras exprimir la fruta, sin añadirles nada, sólo el zumo original. En teoría tampoco se someten a ningún tratamiento térmico, por lo que deberían contener todos sus nutrientes originales. El ácido ascórbico (Vitamina C) se oxida rápidamente al contacto con el aire, con el calor, o simplemente exponiéndolo a la luz. Por eso digo deberían, porque cuanto mayor sea el tiempo que ha pasado desde su envasado, menor será su concentración en vitamina C. Por ese motivo también prefiero los envases opacos (o vidrios especiales), antes que los translúcidos.
El nombre varía según las marcas, pero normalmente hacen referencia a que son 100% puro zumo de fruta.

En este video podéis ver cómo es una fábrica de zumo de naranja refrigerado. Seguro que hay algún paso que han omitido, pero bueno, básicamente es esto:

5. Zumos con Leche: Aquí ya pasamos a otra variedad de bebidas. Se trata de una mezcla en una proporción variable de zumos, leche y otros nutrientes. El zumo proviene de concentrado, con todos los problemas que hemos visto anteriormente, y además, su proporción es menor. En este grupo podríamos englobar a los zumos con leche, con cereales, galletas, yogures…

Con esta clasificación, ya tenéis un criterio para poder elegir lo que queréis. Si lo que estáis buscando es un zumo de frutas con todas sus propiedades intactas, el orden y mi recomendación sería la siguiente:

1. El hecho en casa en el momento.
2. Los refrigerados recién exprimidos.
3. Zumos refrigerados.

Y si lo que queréis es una bebida de frutas, podéis elegir cualquiera de las demás, pero tened en cuenta que éstas, en ningún caso, sustituyen a las raciones de fruta que debéis tomar a diario.

Otro día os hablaré del aporte calórico de la fruta y del cuidado que hay que tener para no excedernos con los glúcidos que aporta la fruta. De los azúcares añadidos, creo que no tengo que decir nada…

 

0
Share
lqmsc_materia-prima_1

Ayer estuve conociendo el restaurante Materia Prima en Madrid. Bueno, no es un restaurante al uso, es un paso más allá, con un concepto distinto que voy a tratar de explicaros.

Se trata de integrar en el mismo local el mercado de toda la vida, con una barra de bar y un restaurante, de tal manera que el cliente elige lo que necesita o lo que más le apetece ese día. Opciones, casi todas las que se te ocurran.

Lo primero que te encuentras nada más entrar al local es un mostrador como el del mercado de toda la vida, con una parte de pescados y otra de carne. Ellos compran directamente la carne al ganadero nada más sacrificar al animal, seleccionando las piezas que quieren tener. Buey gallego (buey de verdad, no vaca vieja), ternera gallega, ternera de Ávila, cerdo ibérico… Y con los pescados pasa lo mismo, los compran directamente en lonjas. Tienen a una persona que va a la lonja el día de la subasta de pescado, compra lo más interesante, y lo manda inmediatamente a Madrid. Por lo que el pescado que tienen lleva fuera del agua menos de un día. Es decir, producto muy fresco y de alta calidad. Pudimos probar unas gambas de huelva a la plancha y unas puntillitas, espectaculares.

Más a la derecha está la barra, donde puedes tomarte un vino o una cerveza (Estrella de Galicia, que mira que es difícil de encontrar en Madrid), donde puedes picar algo, o pedir que te preparen lo que más te apetezca de lo que tienen ese día.

Y si lo que quieres es comer o cenar en el restaurante, se encuentra en la parte superior. Me contaban que aunque los horarios de cocina son más o menos los habituales, no tienen ningún problema en prolongar las sobremesas. Si te apetece quedarte tomando una copa tranquilamente hasta tarde, no te pondrán la cuenta en la mesa nada más terminar, como en otros muchos sitios.

Que te apetece comprar carne o pescado como en el mercado, tienen pescaderos y carniceros que te prepararán lo que más te apetezca para que te lo lleves a casa. También puedes pedir que, mientras la cocina esté abierta, te lo preparen para llevar si ese día no quieres cocinar. O si tienes la suerte de vivir cerca, les puedes llamar por teléfono, y te lo llevan a casa. Pero si lo que quieres es picar algo rápido en la barra, tienes un montón de pinchos o cualquier producto del “mercado”. Además, siempre tienen una plancha preparada para hacer algo rápido. Unas gambas de aperitivo con un buen vino, o una Estrella…

No nos olvidemos del restaurante, que con decirles lo que te apetece, y lo más importante, cuánto quieres, te lo hacen en un momento. Se terminó el que todos comamos la misma cantidad. Les decimos la forma que queremos que nos lo preparen, un acompañamiento y ya está. Así de fácil. Por supuesto que en la carta tienen unos entrantes fijos, pero los segundos siempre dependen de lo que tengan ese día.

Ya sabéis que yo soy un defensor del producto fresco de temporada porque no hago más que repetirlo en todas mis entradas, y en esta vuelvo a insistir en ello. Por eso me ha gustado tanto Materia Prima, porque al comprar al ganadero, o en la lonja en el caso del pescado, tenemos la certeza de que el producto es completamente fresco, de temporada, por supuesto de calidad, y además con una relación calidad/precio muy buena. Y si lo consumimos allí, sabemos perfectamente lo que estamos comiendo, porque lo hemos visto antes.

Ya para terminar, deciros que para este verano, la terraza va a ser impresionante, porque da a un parque bastante grande y súper tranquilo. Una de esas de las que hay que tener en cuenta.

Yo por mi parte, ya estoy buscando fechas para ir a cenar con amigos, además de que ha pasado a ser mi pescadería de referencia.

 

0
Share

Vamos con un poco de teoría y a intentar aclarar algunos conceptos sobre el hierro en la dieta, qué es, para qué sirve, qué alimentos lo contienen y cómo podemos favorecer su absorción.

Image courtesy of smokedsalmon, FreeDigitalPhotos.net

Aunque parezca una galleta, no lo es, es un trozo de pirita, un mineral con alto contenido en hierro…

 

¿Qué es?
El hierro (Fe) es un mineral esencial para el ser humano. Lo deberíamos encontrar en una cantidad de 3 a 5 gramos.

¿Dónde lo encontramos? 
Mayoritariamente se encuentra formando parte de la hemoglobina, en los glóbulos rojos, siendo imprescindible para el transporte de oxígeno en la sangre. También lo podemos encontrar en las proteínas musculares, mioglobina, y en el hígado donde se almacena.

Funciones principales:
1. Transporte de oxígeno
2. Interviene en el metabolismo, para la obtención de energía.
3. Antioxidante.
4. Otras funciones como síntesis de DNA, síntesis de neurotransmisores, metabolismo de medicamentos, sistema inmune…
5. Y como curiosidad, existen estudios que demuestran que favorece el aprendizaje y la memorización.

Tipos de Hierro: 
El hierro lo podemos encontrar de dos maneras distintas en los alimentos. Como hierro Hemo (Fe2+) y como hierro no Hemo (Fe3+).

El hierro Hemo es de origen animal y se absorbe directamente en el intestino y en una gran cantidad. Por otra parte, el hierro no Hemo es de origen vegetal necesita una digestión previa a la absorción, por lo que pasa en mucha menor medida a la sangre.

¿Qué alimentos contienen hierro?
Principalmente las carnes rojas y las vísceras. El hígado de cerdo contiene 13 mg/Kg, el de ternera 8 mg/Kg, un solomillo de buey 5 mg/kg… siendo además este hierro del tipo Hemo, del que mejor se absorbe.
Los crustáceos y mariscos también contienen grandes cantidades, por ejemplo, las almejas, berberechos y chirlas, 24 mg/Kg. Además es del tipo Hemo.
Por otra parte las leguminosas, frutos secos, verduras y algas también contienen una gran cantidad de hierro, pero del tipo no Hemo.

Otra curiosidad, las lentejas, que todos las tenemos asociadas con el hierro, “sólo” contienen 7,1 mg/Kg. La soja seca contiene 9,7 mg/Kg, los garbanzos 6,7 mg/kg, al igual que las alubias… Es decir, que no sólo tenemos que comer lentejas como legumbre en nuestra dieta… Es más, ¿quién no se acuerda de Popeye y sus espinacas?  Contienen 4 mg/kg.

Image courtesy of  Witthaya PhonsawatExsodusGrant CochranechokphotoFreeDigitalPhotos.net

Necesidades metabólicas
Para individuos adultos, la ingesta diaria recomendada de hierro es de 10 a 18 mg/día.

¿Cómo podemos favorecer su absorción?
Por lo general se absorbe alrededor de un 10% del hierro en una dieta mixta (hierro Hemo y no Hemo), siendo alrededor del 25% para el Hemo y del 12% para el no Hemo. Estas cantidades pueden variar dependiendo de los alimentos que ingiramos también en la misma comida.

Favorecen la absorción: Vitamina C, proteínas animales (carne y pescado), Vitamina A, pH ácido del estómago.

Dificultan la absorción: Fibra insoluble, fitatos (en la cubierta de cereales), taninos (vino, frutos secos, especias) y polifenoles (té, cacao…)  calcio, zinc, fosfatos (es decir, productos lácteos), proteínas vegetales…

Deficiencias de hierro
Si la dieta no aporta suficiente cantidad de hierro, las reservas (en el hígado sobre todo) se van movilizando hasta que finalmente se produce sobre todo anemia, del tipo microcítica y ferropénica. Otras consecuencias son mala síntesis proteíca, alteraciones inmunitarias y diferentes patologías asociadas al menor transporte de oxígeno hacia los tejidos.

Recomendaciones para evitar la deficiencia de hierro
1. Dieta variada y producto fresco de temporada.
2. Combinar alimentos con alto contenido en hierro, con alimentos que favorecen su absorción. Tratar de evitar los que impiden su absorción.
3.  Tratar de evitar el consumo de cantidades elevadas de té o café después de las comidas.

RESUMEN:
El hierro es esencial para el organismo, y por lo tanto, debemos ingerirlo a diario en nuestra dieta. Afortunadamente casi todos los alimentos contienen hierro en su composición, aunque los hay que lo contienen en una gran proporción. Es importante también favorecer su absorción con la ingesta simultánea de ciertos alimentos.

Pues hasta aquí ha llegado esta explicación sobre el hierro. Si alguno echáis en falta algo, u os quedáis con alguna duda, por favor preguntadme.

 

0
Share
,

Como el verano ya terminó, os voy a hacer un resumen con fotos de todas las cosas, recetas incluidas, que he estado haciendo.

Empezamos con dos platos súper rápidos de preparar y que dependiendo de la cena que hagamos, puede ser una comida completa. Ya os contaré en otro post.

La dos primeras son unas tostas de salmón con lechuga y salsa de yogur, y las dos últimas unas tostas de tomate con mozzarella.

 

Focaccia de jamón ibérico con ensalada.

Día de celebración. Primero unas cervezas en Hard Rock y después tarta de chocolate. Lo siento, no me dejan postear el resultado final, ni mucho menos la receta…

Este fue un día muy importante. Presentación de la nueva firma Zubi, para la que me encargaron que prepara algo muy sencillo para picar.

Probando el “Club de la Carne” de Mumumío. Una carne excelente, por cierto. Con ella conseguí preparar el Boeuf Bourguignon que llevaba tanto tiempo intentando preparar.

Un smoothy de mandarina para merendar…

Y a última hora de la tarde un albariño recién traído de Galicia de Bodegas Zárate, que deberíais probar.

 

Y hasta aquí llega mi verano, que ha sido sólo trabajo. Ahora con el nuevo curso en marcha, os seguiré contando más cosas.

 

0
Share

Sí, lo sé, dos meses después vuelvo a subir un post…

Sólo quería deciros que para este nuevo curso tengo muchas ideas nuevas y proyectos (espero que alguno salga) que poco a poco os iré contando. Por ahora os dejo una foto de lo último que me ha dado por hacer y no puedo parar de hacerlas… Focaccia.

0
Share

Como últimamente no hacen más que preguntarme sobre los vasos de precipitado que tengo en casa, os los presento oficialmente y así tenéis el contacto.

La primera vez que los vi fuera de un laboratorio fue en Nueva York en el hotel Dylan, y como llevo toda la vida usándolos en las prácticas de la carrera, me hacía gracia tenerlos en casa. Eso sí, la primera vez que pisé un laboratorio después de comprarlos, estuve a punto de darle un trago a uno con un reactivo…

Seguro que los habéis visto antes porque han salido en un montón de fotos que he subido al blog, como por ejemplo: 

Después de hacer una búsqueda por Internet, me quedé con un par de sitios. Uno de Madrid, porque pensaba que era mejor ir a recogerlos y así comprobar su calidad y demás, pero sorprendentemente me pusieron mil pegas para comprarlos, entre ellas que sólo trabajaban bajo pedido, que para tan pocas unidades… como que no les compensaba… Total, que me fui a la segunda opción, que fue sin duda la más acertada. Como curiosidad os tengo que decir que son los mismos que utilizo en mis prácticas…

La empresa se llama LABBOX y están en Barcelona. No tienen ningún problema en enviar cualquier cosa del catálogo, por muy pequeño que sea el pedido. Es más, esto es lo que dicen en su web: “Todos los pedidos son bienvenidos: no existe pedido mínimo”. Y qué decir del precio… 1€ cada vaso de 250ml…

Os enseño algunas cosas que tienen en su catálogo además de los vasos:

 

Si os preocupa el envío por mensajería, tengo que decir que vienen casi blindados. En una caja enorme llena de poliespan y bolsas de aire, meten la caja de los vasos, perfectamente embalados. Además, si pese a todo algo llegara roto, que lo dudo mucho, los podéis devolver con los portes a cargo de la empresa.

Nosotros tenemos en casa, vasos de 250ml (bajos según catálogo), de 500ml y un erlenmeyer de 2000ml como jarra de agua. Si os gustan los chupitos, los de 25ml son una pasada…

Espero que alguno más os animéis a tener un laboratorio en casa.

0
Share